¿Qué es el Kinesiotaping?


Qué es el Kinesiotaping?

El Kinesiotaping es una técnica en la que se utilizan unas cintas (tape) con una propiedades de elasticidad, peso y tamaño. Que sirven para favorecer la recuperación de lesiones musculares, además de tener otras virtudes según la técnica que se utilice.

Origen del Kinesiotaping

Estos nuevos esparadrapos no son una nueva moda de tatuajes, si no que el KINESIOTAPING, se trata de un método para tratar lesiones y dolores musculares que parte con una experiencia de más de 30 años. El doctor Kenzo Kase, quiropráctico y ahora kenzopresidente de la asociación de KINESIO TAPING y director de la sociedad quiropráctica en Japón, desarrolló las cintas con la idea de estabilizar la musculatura de la espalda después de una corrección quiropráctica. Esta experiencia demostró que esta aplicación reduce dolores e inflamaciones muy rápido. En el año 2000 se trató a más que 5,5 millones de japoneses con ello.

El nombre KINESIOTAPE viene de la palabra Kinesiología que significa movimiento y de la palabra inglesa “tape” para cinta. Aunque es muy popular en el mundo deportivo (podéis ver nuestra Galería) este método sirve para cualquier persona que tenga sufra alguna lesion.

Así se utiliza el KINESIOTAPING, para el tratamiento de lesiones musculares y de forma similar para problemas articulares, neurológicos y ligamentosos. Además de reducir la inflamación y mejorar el drenaje, elimina acumulaciones de líquidos, como edemas y productos de desecho.

Beneficioskinesiotaping

  • Tonificar o relaja la musculatura.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Efecto de drenaje linfático.
  • Disminuye el dolor y la inflamación.
  • Estabiliza las articulaciones.
  • Corrige posturas
  • Fortalece Articulaciones

¿Cómo funciona?

Las tiras no llevan ningún medicamento, el efecto es físico. Pero existen diferentes colores que actúan como un espejo para la piel, unos reflejan el calor y otros el frío (cromoterapia). Las tiras del KINESIOTAPING son elásticas, al contrario que los vendajes clásicos. Cuando un músculo se inflama, se hincha o se contrae debido a la fatiga, el espacio que queda entre la piel y el músculo se comprime, produciendo una restricción del flujo sanguíneo y de la circulación linfática. Esta compresión incide sobre los nociceptores (receptores de dolor) que están debajo de la piel, los cuales envían “signos de discomfort” al cerebro y la persona siente dolor.

En la aplicación del Kinesiotaping tenemos un levantamiento de la piel y así se aumenta el espacio intersticial. El paciente nota un alivio del dolor rápido. Con el tratamiento ayudamos al sistema linfático a retirar productos de desecho, etc.

Las cintas pueden permanecer desde 3 a 7 días, sobre la piel y así durante todo este tiempo producen un efecto terapéutico aprovechando cada movimiento. Por lo que conseguimos un tratamiento durante las 24 horas del día.

La aplicación de las cintas de KINESIOTAPING, exige el tratamiento de un profesional para la colocación con la técnica correcta. Según el caso, existen varios colores compatibles, como el beige, o el negro que se crea con la intención de usos dónde no interese la visibilidad.

Las cintas tienen el mismo grosor que la epidermis, son 100% de algodón, permitiendo la comodidad y transpiración. El adhesivo es muy ligero, suave e hipoalergénico y también libre de látex. El paciente puede ducharse fácilmente con las cintas o incluso hacer natación. Permite un movimiento óptimo en la zona afectada.

Muchos médicos de medicina deportiva, fisioterapeutas y terapeutas manuales ya utilizan el KINESIOTAPING para:

  • Lesiones musculares o articulares.
  • Roturas de fibra muscular.
  • Artritis y artrosis.
  • Síndrome del túnel carpiano.
  • Dolores crónicos de la espalda.
  • Hernia discal.
  • Escoliosis, sobre todo en niños.
  • Afecciones del nervio Ciático, sobre todo en mujeres embarazadas porque no hay ninguna contraindicación.
  • Problemas de la rodilla.
  • Dolores de cabeza y migrañas por tensión muscular.
  • Drenaje linfático